Astro Canal Videncia

Tarot Ahora

Pago por VISA. Coste llamada local en España,sin coste adicional añadido. IVA incluido. +18A

Coste de la llamada 806 1,21 red fija 1,57 red móvil iva incluido. La tarifa se descontará de tu factura de teléfono. +18A

¿ETERNAMENTE JOVEN?

Vivimos en una sociedad en que se idealiza la etapa de la juventud como sinónimo de salud, belleza e ilusión, en contraposición con la etapa de la vejez a la que se la relaciona con enfermedad, decadencia física y apatía.

Como consecuencia de esta forma errónea de interpretar las fases de la vida por las que inevitablemente todo ser humano debemos de pasar, no es extraño que cada vez más personas experimenten un miedo aterrador y una gran ansiedad ante la idea de envejecer. Esta sobrevaloración de la juventud y la belleza conlleva a que no se acepten  las huellas físicas que el paso de los años va dejando y se recurran a  los diversos métodos que hoy en día ponen los avances estéticos a nuestra disposición. Para mejorar nuestro aspecto, actualmente se ofrecen desde opciones mínimamente invasivas –tratamientos de relleno, inyecciones para eliminar las arrugas, radiofrecuencia, laser…- hasta otros más complejos y que en ocasiones incluso pueden conllevar riesgos para la salud.

La estética gana camino

Aún así se va incrementando, cada vez más, la demanda de operaciones estéticas para luchar contra los signos visibles del envejecimiento : cirugía capilar para recobrar el cabello perdido, liposucciones, liftings, operaciones para elevar los senos…

Pago por VISA. Coste llamada local en España,sin coste adicional añadido. IVA incluido. +18A

Coste de la llamada 806 1,21 red fija 1,57 red móvil iva incluido. La tarifa se descontará de tu factura de teléfono. +18A

Cualquier tiempo pasado fue mejor

Lo cierto es que la juventud y la belleza no siempre van de la mano de la felicidad y el dicho que reza  que «cualquier tiempo pasado fue mejor» no  tiene por qué cumplirse en todos los casos. Son muchas las personas que no han tenido una juventud fácil ni alegre, ya que la realidad es que generalmente esta etapa conlleva mucha inestabilidad  por los cambios que representa a nivel físico, emocional, etc…, sin embargo, llegados a la madurez, gracias al aprendizaje y  la experiencia adquirida con el paso de los años, estas mismas personas son capaces de disfrutar de la vida con mucha más plenitud y con una visión menos dramática del mundo. Aceptemos que la juventud no es eterna y que, cuando esta se pierde, seguimos siendo seres totalmente válidos y con más capacidad de aportar nuestros conocimientos y experiencias a los demás.

Optimismo ante todo

No interioricemos que los mejores años de nuestra vida han quedado atrás y que lo único que nos queda es esperar la llegada de la muerte. Si nos dedicamos a pensar en el futuro constantemente de forma negativa y temerosa, adelantando que solo cosas malas nos va a traer la vejez, generaremos en nosotros una ansiedad que no nos dejará disfrutar del presente plenamente. Para aceptar con optimismo el paso del tiempo y vivir la etapa de la vejez de una forma natural, como una fase más de la vida, mejor será liberarnos de todo prejuicio y no obsesionarnos por cumplir con los estereotipos que desde la sociedad pretenden imponernos. Cada etapa de la vida tiene sus aspectos positivos y negativos, así que vivamos el ahora, sin quedarnos anclados en el pasado, sufriendo por lo que dejamos atrás o  amargándonos por un futuro que imaginamos negativo.

Tenemos un valor intrínseco a nosotros, que lejos de disminuir con la edad, si cultivamos nuestro ser interior, nos convertirá en personas más sabias y seguramente más felices. Lo realmente importante, para no quedarnos anclados y reforzar nuestra esencia, es mantener un diálogo positivo con nosotros mismos. Si nos resistimos a aceptar lo que la naturaleza predetermina, lo único que conseguiremos  es llenarnos de frustración y acabar agotados emocionalmente. Irónicamente con esta lucha interna terminaremos, con bastante probabilidad, convirtiéndonos justo en lo que no queríamos, ancianos insatisfechos, tristes e irascibles. No se trata de resignarse y abandonarse, a pesar de que la genética desempeña un papel a tener en cuenta, podemos tener una actitud activa para cuidarnos física, emocional y mentalmente de forma que el paso de los años no necesariamente signifique un paso a la decadencia y al sufrimiento. 

Únicos e irrepetibles

Para intentar tener una transición por el tiempo de la forma más saludable y llegar a esta etapa en las mejores condiciones posibles, son muchos los aspectos en los que podemos trabajar: hacer deporte, alimentarnos de forma sana, hidratarnos adecuadamente, cuidar nuestras relaciones sociales…  Otro paso muy importante para conseguir esa ansiada serenidad cuando seamos ancianos, es la de esforzarnos por conocernos profundamente, con nuestras virtudes y nuestros defectos, siendo capaces de  aceptarnos en nuestra totalidad. Otro punto más a tener en cuenta pasa por no andar comparándonos con los demás, sobre todo con los cánones idealizados que supuestamente se corresponden con las personas triunfadoras.

Debemos recordar que cada uno de nosotros somos seres únicos e irrepetibles, por tanto, si queremos lograr sentirnos realizados será mejor planear nuestro propio camino, siendo fieles a nuestra esencia. Si hacemos las cosas y vivimos nuestra vida en base  solo a lo que otros esperan de nosotros, corremos el grave riesgo, por satisfacer las expectativas de los demás, de perder nuestra verdadera identidad. Este es otro de los grandes desasosiegos que nos pueden invadir cuando somos conscientes de que el tiempo de vida se nos va agotando y no hemos sido capaces de desarrollar nuestro verdadero yo.

Por tanto, pongámonos el reto de conocernos profundamente como otra prioridad en nuestra vida, para, llegado el momento, poder sentirnos satisfechos con el camino recorrido. Como conclusión podemos decir que el mejor planteamiento en la vida quizás no debería ser ansiar vivirla siendo siempre jóvenes, si no aceptar  las distintas etapas de nuestra vida, sin luchar contracorriente, dejando la nostalgia a un lado e intentando sacar lo mejor de nosotros y del momento en cada una de ellas.

¡Consúltanos sobre tu futuro!

Deja un comentario

Scroll al inicio
Ir arriba